Recetas para Halloween

Ideas terroríficas sin gluten para Halloween

¿Buscas un menú de miedo para una merienda terrorífica? Aquí os dejamos algunas ideas sencillas y divertidas para poder preparar con los más peques de la casa, sin gluten y para todos los públicos.

Mini pizzas de Halloween:

  1. Cogemos una Ciabatta rústica Proceli y la cortamos por la mitad.
  2. Untamos con tomate frito.
  3. Cubrimos con queso rallado.
  4. Precalentamos el horno a 250º.
  5. Las colocamos sobre la rajilla horno cubierta con papel de hornear y gratinamos durante 5 minutos.
  6. Decoramos las mini pizzas con pimiento rojo y olivas negras en forma de araña y caritas de calabaza.

¡Ñaaammmmm!

Sándwich sarcófago:

  1. Cogemos pan de molde Classic Proceli, con la ayuda de una plantilla damos forma de sarcófago a las rebanadas.
  2. Untamos con paté, mantequilla y jamón york, sobrasada, ¡con tus ingredientes favoritos!
  3. Decoramos con una cruz de mostaza o kétchup el ataúd. Puedes hacer unos pequeños conos con papel de horno y rellenar de mostaza o kétchup para tener más precisión.

 

Galletas de vampiros: (4 comensales)

Tiempo: 30 minutos preparación + 15 minutos horneado + 30 minutos para decorar

Para la masa:

  • 235g Basic Mix Proceli
  • 175g almidón
  • 188g azúcar glas
  • 265g margarina o mantequilla
  • 2 huevos
  • 175g trocitos de chocolate
  • 2g de sal

Para la decoración:

  • 1 paquetito de fondant blanco
  • Colorante alimentario negro y rojo

Preparación:

  1. Colocamos en un bol la mantequilla o margarina con el azúcar y la sal y mezclamos con la ayuda de una batidora. Añadimos los huevos y por último la harina y el almidón.
  2. Cuando esté todo bien mezclado añadimos el chocolate, sin mezclar demasiado para que no se deshaga.
  3. Dividimos la masa en 12 porciones dando forma de bolita y aplanando un poco, las vamos colocando sobre la bandeja del horno forrado con papel de hornear dejando distancia entre ellas.
  4. Horneamos a 160º (en un horno previamente precalentado) durante 15 minutos aproximadamente o hasta que tengan el color deseado.
  5. Retiramos del horno y decoramos.
  6. Cogemos el fondant blanco para hacer los ojos y los colmillos. Para realizar los ojos y el efecto de la sangre usaremos colorante negro y rojo.

 

¡Ya puedes hincarles el diente antes de que ellas te muerdan a ti! 😉