Rebozado perfecto sin gluten

¡Aquí somos muy de tapear y uno de nuestros platos favoritos en verano son los calamares a la romana!

Recuperamos de nuestro blog nuestros consejos sobre cómo elaborar un Rebozado sabroso y crujiente sin gluten y aprovechamos  también para recordaros los tipos de rebozados más comunes, ya que en muchas ocasiones utilizamos la palabra “rebozar” y “empanar” indistintamente y no son lo mismo, sin olvidar uno de los principales problemas a la hora de rebozar alimentos, no usando harina de trigo.

Tipos de rebozado:

A la romana: es el rebozado más conocido y tradicional, consiste en pasar el alimento primero por harina y luego por huevo batido. La harina ayuda a que el huevo quede adherido al alimento. Principalmente lo utilizamos para freír pescados y hortalizas.

A la andaluza: también denominado enharinado, consiste en pasar de la harina directamente al aceite caliente para freír. Como su nombre indica es el rebozado típico del pescado en zonas andaluzas.

El empanado, consiste en que el alimento antes de freírse se pasa primero por huevo batido y luego por pan rallado sin gluten. Para dotarlo de más consistencia y esponjosidad también se suele sumergir el alimento en harina entre el huevo y el pan rallado, incluso para dotar al empanado de más volumen aún se puede añadir una pequeña cantidad de levadura en la harina o en el huevo.

La tempura, característica de la cocina japonesa, consiste en formar una pasta que se consigue al mezclar harina de trigo, levadura, sal y agua muy fría. Se le añade a la masa hielo, para mantener su temperatura, ya que es la clave de un rebozado crujiente. Hay variantes de la receta original que incluyen yema de huevo. La tempura se utiliza principalmente para verduras, mariscos y pescados.

Y para que no te quedes con las ganas te presentamos una receta para hacer en casa sin huevo y sin gluten muy crujiente y sabrosa:

 

CALAMARES A LA ROMANA

RACIONES:  4
TIEMPO PREPARACIÓN:  5’
TIEMPO TOTAL:  20’

INGREDIENTES:

  • 1 kg de anillas de calamar
  • 68 g de Basic Mix
  • 10 g de levadura química
  • 2,5 g de goma guar
  • 7,5 g de sal
  • ½ litro de agua caliente

 

ELABORACIÓN:

  1. Lavamos y secamos las anillas de calamar.
  2. Mezclamos la levadura, la goma guar y la sal y añadimos el agua caliente, removiendo hasta conseguir una masa ligera y homogénea, si queremos poder añadir algún tipo de colorante natural.
  3. Pasamos las anillas por la harina sin gluten Basic Mix.
  4. Rebozamos con la masa hasta que queden totalmente bañados.
  5. Freímos en abundante aceite caliente.
  6. Los colocamos sobre una bandeja con papel de cocina para que pierdan el exceso de aceite.

 

¡Marchando unos calamares a la romana! Disfrútalos todavía más con unos trozos de limón o salsa mayonesa. 😉